jueves, 18 de febrero de 2016

FUEGO

En el horno de la memoria
las llamas hacen justicia
porque otorgan y arrebatan
la vida sin contemplaciones.
Si los recuerdos son meras cenizas
lo ignoramos.
Si el blanco de la harina se opone
a la oscuridad de tus miedos
lo sabemos.
En la fermentación de aquellos olvidos
el calor hace justicia
porque dilata viejos sueños.
Ascuas de la tarde
o leña del norte
acompañan a logos.