ROEDORES DE FILOSOFÍA

domingo, 10 de enero de 2016

ÉTICA DE ROEDORES: EXTRAÑA SENSACIÓN

  ¿Este año también es para nosotros? ¿Todo entero? ¡Extraña sensación! Quizás no merezcamos tanto tiempo... Ya sabemos que el azar es caprichoso, pero un año entero... Otra vez el dinosaurio y sus atrocidades, el roedor y sus senderos... ¿Sabremos esquivar el tedio de los días? Y viajamos a miles de kilómetros por hora para volver al mismo sitio... No hay, seguro, ningún otro ser en el universo que desperdicie mejor el tiempo. Nadie nos superará en eso. Pero un año... Quizás sea demasiado para un maldito roedor, tan ajeno a todo... ¿Será una condena? Tampoco. Sabe el filósofo que sólo merecemos el tiempo que construimos. No queremos regalos envenenados. Sólo merecemos lo que creamos cada día como si fuese el último. Un año entero y regalado sólo puede ser un engaño mortal. Acudid a la cita de los días como si fuese la última cita. Roed la sombra de los días como si se tratase del mejor alimento. Todo lo demás es un regalo envenenado. Sabe el filósofo que un año entero es demasiado...